El nuevo Peugeot 508 llega al mercado de las berlinas del Segmento D con una estética que se acerca a los deportivos y coupés, pero también con el objetivo de ofrecer nuevas sensaciones al conductor y a los pasajeros gracias a la tercera generación del i-Cockpit Amplify, que se estrena en este modelo.

Este puesto de conducción permite elegir entre "Boost" y "Relax", dos ambientes personalizables diseñados para despertar los sentidos. Así, el i-Cockpit Amplify estimula la vista al jugar con la intensidad de la iluminación y las posibilidades de cambio de ambiente cromático en las pantallas. También da protagonismo al oído, con los parámetros de ambiente musical y al tacto, con los masajes multipunto en los asientos.

En el Nuevo Peugeot 508, i-Cockpit Amplify también actúa en las prestaciones dinámicas del vehículo por medio del selector de modo de conducción (ECO/Sport/Confort/Normal), además de permitir el control de la amortiguación en versiones equipadas con suspensión electrónica.