La UNE-EN 16942 es un estándar de origen europeo, adoptado al catálogo español de normas, que da cumplimiento a la nueva legislación europea. Esta norma especifica las 13 etiquetas distintas para cada tipo de combustible: desde los derivados del petróleo, hasta los biocombustibles, pasando por el gas natural, los gases licuados del petróleo, el hidrógeno y sus mezclas, entre otros.

Cuando los clientes lleguen a una estación de servicio y abran el tapón de llenado de combustible en su vehículo, un identificador de combustible común será visible tanto en el vehículo como en el aparato surtidor y el boquerel, brindando una guía sobre el combustible que es compatible con su vehículo.

El próximo 12 de octubre será cuando entre en vigor el nuevo etiquetado europeo de carburantes. El Telediario de TVE ha dedicado un reportaje a esta normativa, según nos cuenta Recambios del Olmo.