En 2017, un 52,19% de las empresas del Sector Servicios utilizó el formato electrónico para la emisión de sus facturas y un 63,15% para la recepción, según un estudio realizado por SERES. Sin embargo, su porcentaje de participación en el total se ha reducido en un 5,07% en la emisión y aumentado un 0,76% en la recepción, lo que refleja un importante crecimiento del uso de la factura electrónica en los otros sectores y el paulatino equilibrio en su uso en todo tipo de empresas.

Estos porcentajes se sitúan a la cabeza de los registrados en otros sectores como el Industrial, donde el 42,98% de las empresas emite sus facturas en formato electrónico y el 29,84% las recibe, o el Sector Primario, que ofrece porcentajes del 3,14% y el 2,78% en emisión y recepción, respectivamente.

De acuerdo con el Estudio SERES de Implantación de la Factura Electrónica en España 2016-2017, el número de facturas electrónicas procesadas en 2017 en España ascendió a 156.656.072 documentos, un 32,19% más que en 2016. Del total, 129.806.396 documentos, un 35,2% más que en 2016, corresponde a transacciones entre empresas (B2B); 15.970.500, un 25,7% más que en año anterior, a operaciones entre empresas y las administraciones públicas (B2G); y 10.656.072 a ventas de empresas a particulares (B2C), lo que representa un incremento del 11,13%.

Según el número de documentos, tanto en emisión como en recepción, Madrid, Cataluña y Andalucía lideran el ranking, seguidas de las Comunidades del País Vasco y Valencia. En cuanto al número de empresas que facturan electrónicamente por Comunidad Autónoma, 2017 fue un año de cambios. Así, Madrid, Valencia y Andalucía lideran el ranking de empresas que emiten facturas, seguidas de un segundo grupo de formado por País Vasco, Cataluña, Castilla y León y Galicia.

Por su parte, en recepción, Madrid, Cataluña y Andalucía encabezan el ranking de empresas, seguidas de Valencia, Castilla y León, País Vasco y Galicia. En el caso de Cataluña, el estudio refleja una reducción del 4,96% en el número de empresas que emiten facturas electrónicas y del 1,89% en el número de documentos, lo que ha podido deberse a la situación de inestabilidad del segundo semestre del 2017.