Las ventas de usados jóvenes aumentaron un 26% hasta agosto por el tirón de las automatrículas, que se han encargado de nutrir la oferta de seminuevos, según datos de Ganvam, que también indica que, en lo que va de año, el mercado de ocasión aumentó un 11,7%, hasta alcanzar 1.487.772 unidades.

Para la asociación de distribuidores, uno de los principales motivos de esta “fabricación de seminuevos” es la entrada en vigor, el 1 de septiembre, del nuevo test europeo de emisiones (WLTP), que ha llevado a los concesionarios a recurrir a la autocompra de unidades homologadas en el sistema anterior para limpiar el stock, revendiéndolas como kilómetros cero en un momento en el que son muy demandados por los compradores.

De hecho, según los datos de Ganvam, uno de cada cinco usados vendidos tiene ya menos de tres años, lo que explica que exista un repunte en los valores residuales de los modelos usados más jóvenes, siendo el precio de estos coches cerca de 1.500 euros mayor que hace un año.

Por otro lado, el hecho de que exista un mayor stock de vehículos de corta edad está permitiendo también que el profesional gane terreno en un mercado históricamente dominado por particulares. Así, las ventas de usados por parte de concesionarios y compraventas crecieron casi un 23% hasta agosto, lo que supone concentrar ya más de cuatro de cada diez operaciones, de acuerdo a los mismos datos.

Esta pérdida de protagonismo del particular, que cede casi cuatro puntos en el último año, explica para Ganvam que los usados más antiguos, tradicionalmente protagonistas de las operaciones de este canal, crezcan prácticamente la mitad que los más jóvenes, con un incremento del 10%, aunque siguen representando casi el 60% del parque.

Según el presidente de Ganvam, Lorenzo Vidal de la Peña, “el comportamiento del mercado de usados hasta agosto demuestra que toda cruz tiene su cara. Por un lado, las redes de distribución han estado adelantando dinero para dar salida al stock de vehículos no homologados con el WLTP a través de automatrículas, y ese volumen de matriculaciones tácticas ha pasado al mercado de segunda mano en un momento en el que son muy demandados, permitiendo que los conductores puedan comprar modelos casi nuevos con importantes descuentos”.

Por comunidades autónomas, los datos de Ganvam muestran que, en un análisis por territorios, todas registraron incrementos en sus ventas de usados hasta agosto, siendo la Comunidad de Madrid, con un aumento del 22,3%, la que encabezó la mayor subida. Tras ella, los mayores crecimientos vinieron protagonizados por Castilla-La Mancha (13,7%), Extremadura (13,4%) y Galicia (11,9%). Tras ellas, se situaron Andalucía (11,6%), Asturias (10,5%), Cataluña (10,2%), Aragón, (10,1%), Comunidad Valenciana (9,8%), Murcia (9%), Navarra (8,7%), Canarias (8,1%) y Castilla y León (8,1%), País vasco (7,5%), Cantabria (6,7%), Baleares (5,7%) y La Rioja (4,6%).