Liqui Moly intensifica su patrocinio deportivo, convirtiéndose en partner oficial del Campeonato Mundial de Balonmano, que se celebrará en enero en Dinamarca y Alemania. “Este mundial es uno de nuestros 'Lead-Sponsorings' a nivel mundial", afirma Peter Baumann, director de Marketing de la empresa alemana.

Durante los 96 partidos del mundial se podrá ver el logotipo azul y rojo, entre otros sitios, detrás de las porterías, así como en las vallas LED. Según Peter Baumann, “esto no sólo acercará nuestra marca a miles de espectadores locales, sino también a millones de aficionados a través de las pantallas de TV".

Tradicionalmente, Liqui Moly ha estado siempre muy vinculada al mundo del motor, presente actualmente en el Mundial de Motociclismo MotoGP y el Campeonato de Turismos TCR. "Queremos aumentar el nivel de reconocimiento de nuestra marca fuera del ámbito del deporte del motor y el Mundial de Balonmano es una gran oportunidad", dice Baumann. "El carácter internacional de una copa del mundo y la consiguiente presencia mundial en los medios juegan en nuestro favor”.

El balonmano no es un desconocido para Liqui Moly, al haber acompañado ya muchos campeonatos y equipos como patrocinador. La firma también invitará a numerosos clientes al mundial. En palabras de Peter Baumann, “lo que sucede en la cancha de juego también describe muy bien nuestra forma de funcionar como empresa: juego en equipo, acciones rápidas y la determinación absoluta de estar entre los mejores".