Un adhesivo estructural es un producto para la unión de piezas que ofrece altos niveles de resistencia para diversas tareas de fijación, pero ¿cómo se aplican? ¿Cuál es la forma correcta de proceder con estos productos? A estas preguntas intenta responder Loctite en un artículo del Blog Ruta 401, basándose en Teroson EP 5055.

Los adhesivos estructurales tienen esta denominación porque ofrecen una alta fijación, y están destinados a unir piezas y elementos complejos en los que cualquier error en la preparación del soporte o en la aplicación del adhesivo conllevaría la pérdida de resistencia de la unión. Por tanto, estos adhesivos son usados para aportar una fijación duradera y mantener el buen estado de elementos estructurales básicos para el vehículo.

Este tipo de adhesivos tiene una gran capacidad para unir metales, tanto tratados como en bruto. No necesitan imprimación y ofrecen protección anticorrosiva para las zonas soldadas o remachadas. Por estas razones, el adhesivo estructural está especialmente indicado para complementar la fijación de techos, paneles laterales, refuerzos y faldones traseros.