La Plataforma X Aire Limpio, a la que pertenece ANFAC como miembro fundador, ha firmado un acuerdo marco con la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) para llevar a cabo iniciativas que creen conciencia y mejoren la calidad del aire en los entornos urbanos. Un acuerdo que pone de manifiesto el objetivo compartido de ambas partes de “fomentar el desarrollo sostenible de las ciudades”.

Arancha García, vicepresidenta de la Plataforma Aire Limpio y directora del Área Industrial y Medio Ambiente de ANFAC, ha suscrito el acuerdo con ?"scar Puente Santiago, alcalde de Valladolid y presidente de la Red Española de Ciudades Saludables.

Entre las iniciativas más relevantes, destacan la creación de una “Guía práctica para la elaboración de Planes de calidad del Aire” para facilitar la labor de los responsables municipales en este reto; y la celebración de una jornada sobre el “Impacto de los Planes de Calidad del Aire en la salud de los ciudadanos”.

Junto a ANFAC, la Plataforma X Aire Limpio está compuesta por Iberdrola, Sedigas, Naturgy, Enagas, EDP Energía y Unesa como miembros fundadores. Además, cuenta con un comité científico asesor formado por representantes sociales del entorno medioambiental, cuya misión es apoyar y desarrollar acciones específicas en el ámbito de la mejora de la calidad del aire.

Desde su constitución el pasado abril hasta finales de 2019, trabajan de forma transversal en la identificación y divulgación de políticas y buenas prácticas que contribuyan a la mejora de la calidad del aire en zonas urbanas. Otro de los aspectos clave de esta plataforma es generar debate y ejercer como interlocutor clave ante las Administraciones Públicas, poniendo el foco en las autoridades locales para desarrollar las medidas más eficientes y que mejor se adapten a las circunstancias específicas de cada núcleo de población.

Para ANFAC, formar parte de esta plataforma y la firma de este acuerdo con la FEMP, representa, según Arancha García, un paso más del “compromiso de los fabricantes de automóviles por mejorar la calidad del aire en los entornos urbanos, siguiendo una estrategia integrada y una transición ordenada y eficiente hacia una movilidad inteligente de cero y bajas emisiones”.