Ante las dudas surgidas tras el anuncio por parte de la Comisión de Fabricantes de Neumáticos de la prohibición de la venta de neumáticos de turismo y camioneta dentro de la UE de clase “F” en resistencia a la rodadura, así como aquellos de clase “E” de camioneta cuyo coeficiente de resistencia a la rodadura sea superior a 9, a partir del 1 de noviembre, la entidad confirma que las cubiertas de dichascategorías que se encuentren en stock podrán ser comercializadas por un periodo máximo de 30 meses a partir de esa fecha.

El origen de las dudas que se han generado se debe, según la Comisión, a que la transcripción oficial del Reglamento (CE) 661/2009 al español deja fuera de esa moratoria al apartado 9b del artículo 13, donde queda establecida dicha prohibición, algo que no sucede en otras versiones del texto. De este modo, los neumáticos calificados como “F” en resistencia a la rodadura en la etiqueta europea del neumático fabricados con anterioridad al 1 de noviembre de 2018; es decir, aquellos que talleres, distribuidores o mayoristas aún tengan en stock, podrán ser puestos a la venta durante dos años y medio más.

Desde la entidad también aclarar que, para los neumáticos de invierno, existe una consideración diferente y, en algunos casos, sí estará permitida la fabricación de este tipo de neumáticos bajo la clasificación F en resistencia a la rodadura

En todo caso, esta prohibición se engloba dentro del paquete de medidas encaminadas a limitar el uso de los neumáticos menos seguros y eficientes en la Unión Europea, fruto del compromiso del legislador comunitario con la protección de los consumidores y del medio ambiente, estableciendo diversas restricciones en dicho Reglamento (CE) nº661/2009, la mayoría ya en vigor, o a punto de hacerlo.

“La legislación europea atribuye a los neumáticos de baja resistencia a la rodadura un papel esencial a la hora de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero derivadas del tráfico por carretera”, comenta José Luis Rodríguez, director de la Comisión de Fabricantes de Neumáticos. “No en vano, casi el 20% del consumo de combustible de nuestros vehículos tiene que ver, precisamente, con este factor, por lo que cualquier mejora en las cubiertas se notará rápidamente en nuestro bolsillo. Por ello, la prohibición de comercializar en el territorio de la UE aquellos neumáticos menos eficientes contribuirá no sólo a reforzar el papel del consumidor, sino a mejorar la calidad del aire que respiramos”.

Sólo es posible cumplir con los objetivos marcados por la legislación europea, tanto en el plano de la seguridad, como en el de la reducción de las emisiones de CO2 y la disminución del ruido del tráfico, si nos apoyamos en una herramienta clave como la Etiqueta del Neumático, un sistema concebido para informar al consumidor sobre las diferentes prestaciones de los nuevos neumáticos que va a adquirir, primando la adquisición de aquellas cubiertas de mayor calidad y prestaciones.