Los ingenieros y diseñadores de Volkswagen usan toda la tecnología disponible para mejorar la seguridad a través de una innovadora tecnología de alumbrado. Uno de sus objetivos es mejorar las funciones de alumbrado de los vehículos actuales y, en consecuencia, mejorar la seguridad vial. Este trabajo de desarrollo ha culminado, por ejemplo, en los faros IQ. Light-LED Matrix del nuevo Touareg, que mejoran el confort y la seguridad durante la conducción de noche.

Sin embargo, los diseñadores e ingenieros de alumbrado también tienen un ojo puesto en el futuro. Los coches con conducción asistida del mañana se enfrentarán diariamente a usuarios de la carretera con nuevos situaciones, como la ausencia de contacto visual entre conductores. Aquí es donde intervienen las nuevas funciones de alumbrado interactivo, que incluirán faros HD con micropíxeles y hasta 30.000 puntos de luz, así como faros LED de alto rendimiento como alternativa de bajo coste a la luz láser, la opción de mayor precio. Por primera vez, estos faros HD con micropíxeles proyectarán información directamente sobre la carretera.

Esta tecnología también permite hacer realidad nuevos sistemas de asistencia como el "Optical Lane Assist", con el que los faros delanteros proyectan líneas delante del Touareg, dando al conductor información precisa sobre el ancho del SUV (remolque incluido) y la distancia con las líneas divisorias. Estas funciones tan útiles e importantes para la seguridad se están examinando con los faros delanteros HD-LCD.

Nuevos sistemas como el grupo óptico trasero matricial también van a revolucionar las luces traseras, ya que permitirán incorporar avisos en las luces traseras, por ejemplo, permitiendo que situaciones peligrosas, como la zona al final de un atasco, queden atenuadas mediante la comunicación entre vehículos. Nuevas funciones de asistencia, como el sistema "Optical Park Assist" basado en microlentes, mejorarán la seguridad al maniobrar, ya que podrá proyectar en el asfalto la trayectoria del vehículo durante el estacionamiento para avisar a los transeúntes.

Para asegurar la preparación de cara a los retos de futuro, Volkswagen ha abierto su propio centro de excelencia en alumbrado en la planta de Wolfsburg (Alemania). Desde entonces, un túnel de 100 metros de largo, 15 de ancho y 5 de alto está operativo en la división de Investigación y Desarrollo. En este túnel, Volkswagen usa simulaciones en carretera para probar sus sistemas de alumbrado, aunque también se investiga el modo en que los conductores y peatones perciben la luz. Además, ha reducido el tiempo de desarrollo para nuevos sistemas de faros delanteros, traseros e iluminación interior, ya que se puede reducir el número de pruebas nocturnas y el tiempo que se emplea para ello. Así, el progreso en el desarrollo de alumbrado se puede implementar aún más rápido en la tecnología de producción en serie.