MEWA lavó más de mil millones de paños de limpieza reutilizables durante el pasado ejercicio 2017, que fueron lavados, secados y sometidos a una inspección de calidad por el propio proveedor de servicios textiles alemán, y entregados de vuelta a sus respectivos clientes. La compañía supera así su desempeño respecto a 2016 (con 980 millones de paños lavados) y se mantiene a la cabeza de Europa en gestión textil para la limpieza profesional.

Las cifras actuales de MEWA también confirman el desarrollo positivo de la empresa, con 114 millones de paños producidos en la propia fábrica de tejidos de la compañía en Alemania; y 2,7 millones de trabajadores en toda Europa que limpian a diario sus máquinas e instalaciones con paños de limpieza reutilizables de MEWA.

Asimismo, unas 130.000 compañías, desde el pequeño taller hasta la gran empresa industrial, alquilan los paños multiusos de MEWA, mientras que 21 países disponen del servicio integral de alquiler de paños de MEWA. Desde el año pasado se han sumado Portugal y Rumania, y próximamente también Inglaterra.

El sistema reutilizable de MEWA, además de ser sostenible, descarga en operaciones a las empresas. Los paños de limpieza se ponen a disposición del cliente, se recogen en fechas acordadas, se lavan de acuerdo con los estándares de sostenibilidad y se vuelven a entregar después de un exhaustivo control de calidad.

Por otro lado, la conservación de los recursos es una prioridad importante para MEWA porque la protección del medio ambiente es un fundamento en la estrategia corporativa de la propia firma. La empresa ha contribuido activamente a mejorar el estado de la tecnología ecológica en la industria de servicios textiles a través de sus propios desarrollos técnicos. Tanto es así que, desde 2011, MEWA ha sido incluida en el “Léxico de los líderes alemanes del mercado mundial”' como la mejor compañía en su área.

Según declara George Lazar, director general de MEWA España, “estamos muy contentos de que la demanda de nuestro servicio de alquiler de paños de limpieza continúe aumentando. Es una muestra de que cada vez más empresas buscan una solución de limpieza que sea sostenible”.