MS Motorservice International ha vuelto a emprender acciones legales contra la piratería de productos. Mediante una disposición provisional, consiguió que dos fabricantes chinos tuvieran que retirar bombas de refrigerante falsificadas de sus stands de Automechanika. Además, estos productos no pueden seguir comercializándose en Alemania. La empresa protege desde hace años a sus clientes y a sí misma de las copias defectuosas procedentes de Extremo Oriente.

Ya en 2014, los gerentes de productos de Motorservice descubrieron en Automechanika una falsificación de la bomba de refrigerante CWA 200 de Pierburg en el stand de un proveedor chino. Motorservice emitió una alerta por producto falsificado, el titular de la patente, Pierburg, interpuso una demanda y ganó en primera instancia. Esta vez descubrió al mismo tiempo dos falsificaciones de la CWA 200, de nuevo. Motorservice, una vez más, emprendió acciones legales. Las bombas debieron retirarse al día siguiente de ambos estands de la feria de muestras y a Motorservice se le concedió una indemnización por daños. A ambas empresas se les impuso la prohibición de comercializar la bomba de refrigerante por vía judicial.

La bomba de refrigerante CWA 200 de Motorservice se oferta con éxito en el mercado. Ofrece una refrigeración según demanda y propiedades de marcha en inercia para seguir refrigerando el motor incluso después de desconectarlo. Tras descubrir la falsificación en 2014, Motorservice y Pierburg solicitaron el envío de la bomba china y recibieron una muestra, junto con un informe de pruebas y un plano técnico. En el banco de pruebas los ingenieros determinaron que la electrónica estaba defectuosa y que la bomba no alcanzaba el volumen de suministro de la bomba de Pierburg. A plena carga, la bomba original de Pierburg suministra un caudal de siete metros cúbicos por hora. La falsificación, por el contrario, solo bombeaba dos metros cúbicos por hora, es decir, 5.000 litros menos. Además, la copia fallaba a una carga más elevada.

"Si la refrigeración deja de estar activa, se dañan tanto el motor como todos los componentes que deben refrigerarse, por ejemplo, el cárter del cigüeñal, los pistones, el cigüeñal y el árbol de levas. En el peor de los casos se produce un sobrecalentamiento del motor", aclara Oliver Hurtz, gerente de productos principal de Mechantronics en Motorservice. También se renunció en parte a la compatibilidad electromagnética (CEM). De manera que existe el peligro de que la bomba envíe señales que perturben al resto de circuitos de conmutación eléctricos en el vehículo.

En el pasado, los falsificadores también se ocuparon de los embalajes. De modo que, o bien falsificaban el embalaje de cartón completo o, por lo menos, copiaban la etiqueta con el código de barras. Pero Motorservice también tomó las medidas necesarias a este respecto: en la feria Automechanika el especialista en piezas de repuesto presentó sus nuevos embalajes con la última generación en marcas de seguridad en las etiquetas: las tesa PrioSpot desarrolladas por tesa scribos.

El marcado contra falsificaciones contiene diferentes marcas de seguridad visibles y ocultas. Algunas pueden distinguirse simplemente con la vista, otras, solo con la ayuda de una lupa o un dispositivo de lectura especial. Gracias a esta tecnología patentada pueden utilizarse hasta siete niveles de verificación diferentes al mismo tiempo, lo que otorga a cada producto una identidad única. Además, el código Datamatrix 2D de la etiqueta se sustituye por un código QR. Esto facilita una rápida comprobación de autenticidad del producto: simplemente hay que escanear el código QR con el teléfono inteligente. Unos segundos después se ilumina en la pantalla una luz verde de ser un producto original, o bien una roja si se trata de una falsificación.