Norauto se suma a la Semana Europea de la Movilidad 2018, que se celebra del 16 al 22 de septiembre bajo el lema ‘Combina y Muévete', y ofrece seis recomendaciones con las que cada persona a nivel individual puede contribuir a una movilidad más sostenible, especialmente en las ciudades.

1. Apostar por coches menos contaminantes. Cuando se vaya a cambiar de coche, se recomienda apostar por vehículos más eficientes y menos contaminantes. En este sentido, debido al todavía alto coste de los vehículos eléctricos, se aboga por la necesidad de ayudas a nivel estatal que puedan permitir la renovación del parque automovilístico por uno mucho más eficiente y menos contaminante que permita y facilite su adquisición.

2. Proliferación de movilidad sostenible como bicicletas, bicicletas eléctricas o patinetes dentro de las ciudades, especialmente en aquellos desplazamientos de corto alcance como para ir y volver del trabajo. Este tipo de vehículos de movilidad personal eléctrica conllevan numerosas ventajas de cara a los desplazamientos, ya que no supone un gran sobreesfuerzo físico, no contamina y reduce la presencia de coches en las grandes ciudades. En este sentido, es necesaria una legislación común que facilite su uso y regule una correcta convivencia entre los distintos usuarios. Norauto cuenta con una Guía de Movilidad donde se detallan los diferentes modelos de movilidad eléctrica de los que dispone, así como especificaciones técnicas y recomendaciones de uso.

3. En los desplazamientos de largo recorrido, y cuando sea imposible la utilización de estos dispositivos eléctricos, se recomienda el uso alternativo o complementario de coche y transporte público o de las mencionadas bicicletas y patinetes eléctricos.

4. Igualmente, aconseja la utilización del coche compartido como forma de reducir su elevada presencia en las ciudades.

5. En lo que respecta al automóvil, es importante realizar una conducción eficiente. Se aconseja conducir en marchas largas, ser previsor al volante y realizar una conducción uniforme evitando frenazos y acelerones. También se debe conducir a una velocidad moderada y no llevar una carga excesiva.

6.Un buen mantenimiento del vehículo también contribuye a un menor consumo y reducción de las emisiones. En este sentido, se aconseja comprobar con frecuencia el estado de los neumáticos, especialmente su presión, el nivel de aceite, y verificar que las emisiones se encuentran dentro de los niveles establecidos. El motor debe estar en perfecto estado.