Apple ha registrado una nueva patente relacionada con la realidad aumentada e integrada en la luna delantera para dar información dinámica al conductor. Según informa Xataka, todo el parabrisas sería una suerte de pantalla transparente sobre la que se iría proyectando un gran HUD (Heads Up Display) como el que equipan muchos coches actuales, pero a tamaño completo. La idea es que desde el puesto del conductor se pueda ver una interfaz superpuesta sobre el "mundo real" al otro lado del cristal.

Además de incluir detalles tanto para vehículos de conducción humana como para sistemas autónomos, la patente también hace referencia a su uso en vehículos de conducción autónoma, e incluso se especifica la posibilidad de realizar llamadas a través de FaceTime entre dos coches autónomos cercanos.

En la parte del equipamiento necesario, se habla de cámaras de luz visible, 30 cámaras infrarrojas, escáneres de haces de luz, sensores LIDAR y cámaras 3D con detección de profundidad, entre otros desarrollos. También se detallan sistemas de monitorización del pasajero que detecten sus niveles de estrés para, en el caso de que hayan ataques de pánico, tener preparado un protocolo de actuación por parte del coche para ayudar a recuperar la tranquilidad.