La falta de aire y la baja presión son algunas de las causas más comunes del fallo de los neumáticos. Para evitar estos problemas durante un viaje, el sistema de supervisión de presión de los neumáticos (TPMS) Philips GoSure TS60i, con una precisión de 0,1 bares, avisa inmediatamente en caso de fuga de aire en los neumáticos mediante una luz de advertencia que muestra qué rueda necesita presión adicional.

La intuitiva pantalla LCD muestra los datos de temperatura y de presión de los cuatro neumáticos simultáneamente con una precisión de /-3° C y /-0,1 bares, respectivamente. Conducir con los neumáticos bien inflados reduce hasta tres veces las probabilidades de sufrir un accidente provocado por una fuga de aire.

Cada TPMS Philips GoSure incluye cuatro sensores de presión con un bajo consumo de energía, diseñados para respetar los requisitos más exigentes del sistema de gestión de calidad ISO/TS16949. "La marca Philips se ha ganado el reconocimiento del sector de la automoción por la producción de calidad", afirma Kevin Gourven, responsable de producto para EMEA en Lumileds. "Nuestros productos de Philips están diseñados y fabricados siguiendo los estrictos procesos de control de calidad para lograr unos elevados estándares de producción para nuestros consumidores".

Los sensores internos preprogramados se emparejan automáticamente con el receptor TS60i para un funcionamiento "Plug & Play" sencillo. Los sensores Philips, instalados en el interior de las ruedas, cuentan con baterías que duran hasta cinco años con un uso diario. Con un uso medio de dos horas de conducción al día, las estadísticas confirman que la vida útil del TPMS de Philips es, por lo general, equivalente a la de los neumáticos.

El sistema de control de presión de neumáticos inalámbrico de Philips, que se dio a conocer en Automechanika Frankfurt 2018, cuenta con un modo en suspensión inteligente para ahorrar energía. La batería integrada, alimentada por un cómodo panel solar, proporciona tres semanas de tiempo de espera. La batería de iones de litio puede soportar elevadas temperaturas ambiente para permitir que todas las funciones de la cámara estén operativas, incluso en el calor del verano.