Opel España contactará con los propietarios de los Opel Crossland X, de los años 2017-2018, para verificar y reparar o sustituir los cables individuales del mazo de cables de carrocería, según informa la Agencia Aecosan en su Red de Alerta Nº: CCAA-151/2018.

En los vehículos afectados se puede producir un roce de los cables individuales del mazo de cables de carrocería con el espárrago roscado, que está situado en el piso del lado del pasajero. Esta circunstancia puede causar un mal funcionamiento de diferentes sistemas.

Las posibles incidencias de mal funcionamiento producidas por esta condición de roce incluyen luces de advertencia defectuosas para algunas sistemas de seguridad tales como sistemas de airbag o pretensores del cinturón de seguridad, la función del bloqueo de puerta, radio, etc. En el peor de los casos, el roce permanente del cable B podría ocasionar un cortocircuito, aumentando el riesgo de un posible incendio en el transcurso de la vida útil del vehículo.