El sistema de refrigeración del vehículo suele ser uno de los grandes olvidados... hasta que empieza a fallar. Wynn's cuenta en su gama con el Tapa Fugas Radiador, un producto que ayuda a evitar que se forme óxido, corrosión, sedimentos o incrustaciones en el circuito de refrigeración y lo protege de posibles fugas.

Además, sirve como solución de emergencia tapa fugas cuando éstas ya se han producido y son pequeñas, ayudando a detener la fuga de manera temporal hasta poder llevar al taller para su reparación. Esta solución no es permanente, pero sí ayuda en caso de detectar una micro-fuga cuando no se puede acudir al taller de inmediato.

El Tapa Fugas Radiador de Wynn's es compatible con todos los líquidos de refrigeración o anticongelantes del mercado, incluidos los de tecnología orgánica (OAT).

Para utilizarlo, es necesario agitar bien el envase y, con el motor caliente y el control de la calefacción encendido en modo “caliente”, hay que verter el contenido en el sistema de refrigeración a través del tapón del radiador, o por el vaso de expansión en el caso de sistema de refrigeración con circulación por el mismo.

Si fuera necesario, habrá que rellenar de líquido refrigerante hasta el nivel recomendado. A continuación, hay que cerrar el circuito y mantener el vehículo en funcionamiento de 5 a 10 minutos. Un envase de 325 ml trata circuitos de refrigeración de entre 5 a 12 litros.