El buen resultado de la propuesta de Atreve en la gestión del siniestro y la defensa del asegurado ha llevado a la asociación a superar fronteras. Aunque se trata de una entidad circunscrita a la provincia de A Coruña, a comienzos de 2017 se vio la necesidad de crear la figura del “socio patrocinador” para dar entrada a talleres de otros puntos del país. Al terminar el primer trimestre de 2018 eran 43 y su número sigue subiendo.

La clave está en ofrecer a los talleres el respaldo legal que les permita prestar el mejor asesoramiento a sus clientes, convirtiéndose en sus aliados en la defensa de sus derechos frente a las compañías de seguros. Para ello, Atreve cuenta con el apoyo del abogado José Joaquín de Rojas Roca de Togores y la red que ha bautizado como “Red Reder”, formada por más de 50 letrados repartidos por toda España, especialistas en Derecho del Seguro, tanto para atender consultas telefónicas, especialmente apreciadas por los socios de Atreve, como para acudir a una vista judicial.

Joaquín de Rojas, fundador de un bufete con 16 abogados y oficinas en nueve ciudades, fundamentalmente en la zona de Levante, ha asistido a un enorme cambio del sector. “Antes había unas 300 compañías de seguros, ahora quedan 110 y en 20 años quedarán 20 ó 30; hay una lucha por la superviviencia salvaje, en la que una de la de las opciones es bajar el precio de los proveedores: peritos, talleres, abogados, etc.”, explica el abogado, con 24 años de experiencia trabajando para compañías aseguradoras.

Joaquín de Rojas comenzó a interesarse hace tiempo por la situación que viven los talleres, contactando directamente con ellos. “Y por un camino diferente, llegué a la misma conclusión que Atreve”, comenta. El abogado entró en contacto con la asociación e inició un camino de colaboración.