Los cinturones de seguridad traseros exteriores de los Opel Insignia B (modelo 2018) pueden estar posicionados incorrectamente en el punto de anclaje. En caso de un choque frontal, esto podría generar una carga mayor que la que el sistema del cinturón puede soportar por diseño, o podría ocasionar que el pasajero se deslizara y saliese por debajo el cinturón de seguridad.

Según recoge la Red de Alerta (Nº: CCAA-130/2018) de la Agencia Aecosan, Opel España contactará con los propietarios de los vehículos afectados para revisar los cinturones de seguridad traseros exteriores y, si fuera necesario, cambiar su posición.