Scalextric celebra el 50 aniversario de su llegada al mercado español y lo hace con el lanzamiento de una edición conmemorativa. Uno de los primeros modelos que comercilizó, el Cooper Climax F1, la reedición de uno de los primeros modelos que se vendieron en España. Disponible en dorado, como corresponde a un coche único, y con una espectacular decoración conmemorativa.


El Scalextric llegó a España en 1962, cinco años después de su creación por parte del británico Fred Francis. La única forma de iniciar la comercialización del Scalextric en España en aquella época fue la fabricación en territorio nacional del producto. De su mano los niños de aquellos años conocieron marcas como Champion o Ferodo que con sus pegatinas decoraban los coches.
En la actualidad, el juego ofrece diferentes innovaciones tecnológicas, como la posibilidad de jugar en circuitos personalizables con carreras de seis coches. Además, se abre una nueva etapa en la que la empresa Fábrica de Juguetes ha adquirido los derechos de desarrollo y comercialización del producto en diferentes territorios.