Tras las vacaciones de verano es el momento de volver a la rutina diaria. Vuelta a los desplazamientos para ir y volver del trabajo, los viajes de negocios, los trayectos al colegio… Revisar el vehículo después de las vacaciones es tan importante como hacerlo antes y, aunque algunos sectores indican que se ha producido una subida de precios generalizada en el gran consumo y el verano supone un gran esfuerzo económico para muchos, Norauto es consciente de lo importante que es mantener el vehículo en buenas condiciones. Por este motivo, la cadena de mantenimiento y equipamiento integral del automóvil mantiene su política de precios bajos en neumáticos, aceites, frenado y resto de piezas de forma constante con el objetivo de adaptarse a las necesidades de los clientes. De hecho, se ha bajado hasta un 60% el precio de muchas piezas.

Además, Norauto recomienda siete puntos que se deben revisar con motivo de la vuelta del verano. Y es que no hay que olvidar que el coche se ha sometido a numerosos viajes, tanto de largo como de corto recorrido y que, en muchos casos, tanto la arena como la sal del mar pueden haber deteriorado algunos puntos de seguridad importantes.

  1. La carrocería y el interior del automóvil, especialmente si se ha ido a la playa. Es recomendable realizar una limpieza del vehículo para eliminar todo el salitre, un mineral que se encuentra en la sal y, por lo tanto, en el mar y que favorece la corrosión de los materiales, tanto dentro como fuera del coche. Se aconseja utilizar aire a presión y un aspirador potente para el interior del vehículo, así como aire y agua a presión para limpiar la carrocería.
  2. Se recomienda revisar el líquido refrigerante, de freno, lubricante, dirección y el aceite, así como el limpiaparabrisas. Debido al excesivo uso que se le puede haber dado al coche en verano, sus niveles pueden haber descendido. A esto también pueden haber contribuido las altas temperaturas.
  3. El estado de los neumáticos, tanto el dibujo como su presión. Hay que revisar que los neumáticos no tienen golpes, cortes, grietas o deformaciones, siendo recomendable que sean revisados por un profesional. Igualmente, hay que verificar que la profundidad del dibujo está por encima de 1,6 mm, el mínimo legal para poder seguir circulando. También hay que comprobar la presión de las ruedas y seguir las indicaciones del fabricante teniendo en cuenta siempre la carga del vehículo. Debido a su importancia de cara a la seguridad, Norauto ha bajado los precios de sus neumáticos.
  4. La arena también suele afectar a los cristales e incluso a los faros. Se aconseja revisar las luces, comprobar que no hay ninguna fundida y están bien niveladas. También se deben limpiar bien, así como el resto de cristales para evitar la falta de visibilidad y deslumbramientos.
  5. Se debe prestar especial atención al limpiaparabrisas. Y es que deben estar en perfecto estado y preparados para las primeras gotas de lluvia. Norauto recomienda revisar el estado de las escobillas para que puedan retirar el agua de forma correcta y sin comprometer la visibilidad.
  6. También se recomienda revisar el kilometraje obtenido después de las vacaciones y si el automóvil necesita pasar por alguna de sus revisiones periódicas. La compañía destaca la necesidad de consultar el libro de mantenimiento o la tarjeta en la que se indica los kilómetros a los que se deben cambiar los filtros y el aceite. En caso de pertenecer al club Norauto, el usuario recibe una alerta cada vez que tiene que realizar este mantenimiento.
  7. Por último, comprobar el estado de las pastillas y discos de freno, así como el estado de los amortiguadores de suspensión, debido a su gran importancia de cara a la seguridad. También es recomendable revisar el estado de la batería, que puede haber sufrido por el calor del verano. La compañía ha adaptado sus precios en estos productos para facilitar su revisión y reducido el precio hasta un 60%. Debido a su dificultad, se recomienda que estos puntos sean revisados por un experto. Por ello, Norauto cuenta con una tarifa única de frenado con todo incluido con cambio de pastillas o cambio de pastillas y discos.