Con el objetivo de conocer la percepción de los usuarios acerca de las garantías y certificados que tienen los vehículos de segunda mano y cómo lo valoran, coches.net ha elaborado un estudio del que se extrae que sólo el 24% valora que el coche esté certificado de manera oficial, aunque entorno al 36% sí que estaría dispuesto a pagar con una media de seis a doce meses. Por último, el 90% reconoce que le da mayor confianza un vehículo con certificado, aunque sólo el 30% los considera fiable o muy fiable.

En este sentido, y desde el punto de vista del comprador, el 80% de los usuarios no conoce las compañías que dan servicios de garantía a los vehículos. Lo que más valoran es el estado del vehículo (81%), la mecánica (55%), si ha sufrido accidentes graves (49%) o si el vehículo tiene certificado de manera oficial (24%). Lo que sí echaron en falta durante el proceso de compra fue el conocimiento del estado real del coche y las garantías. Para los usuarios mayores de 50 años, que el vehículo esté certificado de manera oficial se valora muy positivamente (32%), mientras que los usuarios más jóvenes son los que menos importancia le dan (15%).

A la hora de la compra, el 64% de los encuestados prefiere realizarla a través de un vendedor profesional debido a que les ofrece garantías, seguridad en la compra y servicio posventa. En cambio, el 36% prefiere hacerla a través de un particular debido a su precio más económico, mejores ofertas y el trato más cercano. Los datos también revelan que los usuarios más jóvenes echan en falta garantías, seguridad y asesoramiento.

Desde el punto de vista del vendedor, los aspectos de mayor preocupación son las quejas y reclamaciones. “Los usuarios de más edad son a los que más les preocupa que el vehículo carezca de certificación oficial”, señala Marcel Blanes, responsable de marketing institucional de coches.net. “El 82% afirma que un certificado le ayudaría a vender más rápido su vehículo y el 94%, que le daría mayor confianza un coche con certificado”.