Speedy ha recomenzado su andadura en el mercado español, con la apertura de dos centros en la Comunidad de Madrid (Fuenlabrada y Rivas), la apertura de otros cinco más en los próximos meses y un ambicioso plan de contar con 150 talleres a largo plazo por toda la geografía española, buena parte de ellos, franquiciados. De la mano de T&S Automóvil como máster franquicia, la red espera convertirse en una red de referencia en el mantenimiento del automóvil.

Para conocer de primera mano las características, planes y objetivos de la enseña, en Talleres en Comunicación hemos hablado con Rodrigo de Sebastián, su máximo responsable en nuestro país. “Queremos tener contacto directo con el consumidor final, conocer sus necesidades, sus expectativas, lo que necesita”, asegura.

“Hablando con Speedy, decidimos coger la representación en máster franquicia de la red Speedy. Nosotros pertenecemos al grupo Total. Suministramos lubricantes a la red en Francia, donde Speedy tiene más de 500 talleres. Además, en algunas de nuestras estaciones de servicio francesas que tienen punto de engrase/mecánica rápida, se llegó a un acuerdo para instalar talleres Speedy. Speedy se instaló en el año 2000 en España, pero hubo un cambio accionarial y decidieron retirarse. Hoy Speedy es propiedad del grupo Bridgestone”.

El proyecto consiste, en palabras de Rodrigo de Sebastián, en tener una red presente en toda España, una red sólida, con 150 puntos de venta a medio-largo plazo, en unos 10 años. “Ello supone unas 15 aperturas al año. La idea es que se base en franquicias, pero, para poder franquiciar, lo primero que necesitamos es tener una serie de centros propios, gestionados por nosotros”.

Más información en el número 271 de Talleres en Comunicación.