Total ha anunciado el cierre de la compra de una parte de la cartera de activos de gas natural licuado (GNL) de Engie, por un valor de 1.290 millones de euros (1.500 millones de dólares). El precio de la transacción podría aumentar en hasta 473 millones de euros (550 millones de dólares) suplementarios si los mercados petroleros mejoraran en los próximos años.

El negocio adquirido por Total incluye la participación de Engie en el proyecto Cameron LNG en Estados Unidos (un 16,6%), contratos de compra y de venta de largo plazo de GNL, una flota de barcos de transporte de gas, así como derechos de utilización en terminales de regasificación en Europa.

Total tendrá en total una cuota de mercado del 10% mundial, con un volumen de cerca de 40 millones de toneladas anuales de GNL de aquí a 2020, informa EFE. En ese horizonte, sus capacidades de licuado serán de 23 millones de toneladas anuales, repartidas entre Oriente Medio, Australia, Rusia y Estados Unidos.

Los contratos de compra y de venta de largo plazo representarán 28 millones de toneladas anuales y las capacidades de regasificación 18 millones de toneladas anuales. Total dispondrá de 18 barcos de transporte de gas, incluidas dos unidades flotantes de almacenamiento y regasificación.