KYB Corporation ha recibido un premio de Toyota Motor Corporation en reconocimiento a su desarrollo de tecnología original, en concreto, por los amortiguadores que KYB ha desarrollado para el nuevo Toyota Corolla Sport. El constructor reconoce así que la tecnología original KYB ha supuesto una gran aportación para la mejora de las capacidades del nuevo vehículo.

En un principio, el nuevo Corolla Sport se ha lanzado en Japón. El sistema de suspensión se compone de columnas MacPherson en la parte delantera y de suspensión de doble horquilla en la trasera. Se trata del primer vehículo Toyota de tracción delantera que usa un sistema de Suspensión Variable Adaptativa (AVS, por sus siglas en inglés) con electroimanes lineales. El AVS ajusta la fuerza de amortiguación de cada rueda según la superficie y condiciones de conducción para ofrecer una conducción agradable en cualquier superficie.

Los amortiguadores KYB optimizan la fuerza de amortiguación en velocidades reducidas y responden rápidamente desde un primer momento, además de proporcionar un mejor manejo y confort de conducción a mayores velocidades. Reduciendo el balanceo durante las curvas, la capacidad de dirección y evitación de situaciones de peligro se ha visto mejorada.

Al controlar la fuerza de amortiguación de forma independiente para cada rueda, el AVS mantiene la correcta posición del vehículo. Asimismo, el vehículo dispone de un modo deportivo adicional en el que la fuerza de amortiguación se modifica para adecuarse a la conducción deportiva.

Los nuevos amortiguadores se sometieron a 600 pruebas diferentes, usando diversas combinaciones de aceite y componentes, antes de realizarse la selección final para logar una conducción agradable con una dirección ágil.