No todos los días se reinventa la rueda, pero aparentemente la empresa israeli SoftWheel ha hecho exactamente eso, diseñando un nuevo un sistema de amortiguación, que incorpora en la llanta transmisión, suspensión, dirección, frenos y componentes de motor electrónico.

SoftWheel además ha finalizado una gran asociación con el fabricante automotriz japonés Musashi Seimitsu. Si bien el montante exacto de la inversión no se ha hecho público varios analistas de mercados de capital de riesgo y privado, han fijado el valor en aproximadamente 25 millones de dolares (21,5 millones de euros), según informa el portal israelnoticias.com.

El invento de la empresa israeli permite una forma de transporte más eficiente desde el punto de vista energético, que se puede aplicar a vehículos eléctricos, híbridos y autónomos. “Nadie hace lo que estamos haciendo, ni siquiera cerca“, afirmó el director general de SoftWheel, Daniel Barel. “No estamos haciendo la suspensión; estamos incorporando lo que la industria llama ‘componentes críticos' dentro de la rueda. Al hacerlo, ahorramos mucho peso y espacio, lo que permite vehículos más seguros y eficientes“.

Musashi Seimitsu, propiedad en parte de Honda Motor Co. cuenta con 30 plantas de fabricación en todo el mundo, y está especializada en el desarrollo de productos de tren motriz, que juntos forman el mecanismo por el cual un vehículo genera y transmite energía. “Musashi nos permitirá llevar nuestros productos a un nivel completamente nuevo, al permitirnos cooperar en I D y más tarde en cosseguir que Musashi produzca algunos de los subsistemas de nuestros productos“, explicó Barel.

El acuerdo forma parte de la tercera ronda de inversiones de la compañía israelí, dirigida por el Rothschild Bank. La compañía con sede en Tel Aviv tiene varias ofertas lucrativas, incluida una con Ford Motorrecientemente, también firmó un acuerdo de 4.5 millones de dólares (3,8 millones de euros) con el Departamento de Asuntos de Veteranos de Estados Unidos para proporcionar “ruedas inteligentes” para 2.000 sillas de ruedas en los próximos tres años. Según los informes, la tecnología reduce el dolor físico y aumenta la comodidad de las personas que viajan en silla de ruedas.

“Al principio, solo intentamos incorporar la suspensión en sillas de ruedas. No pensamos en ponerlo dentro de una llanta”. Hasta ahora, la respuesta de las personas con discapacidad que han usado el producto ha sido abrumadoramente positiva. “Recibimos excelentes comentarios”, transmitió Tzipora Lubarr, directora de marketing de SoftWheel. Destacó que muchos consumidores han informado que pueden andar en sillas de ruedas por períodos más largos con comodidad. “Debido a que la suspensión está incluida en la rueda, hay menos choques y vibraciones“. SoftWheel ahora está trabajando para integrar la tecnología en una amplia gama de opciones de transporte, desde automóviles hasta camiones y bicicletas.