En un proyecto conjunto, Volkswagen y Siemens están instalando una sección de prueba en una calle principal de la ciudad alemana de Wolfsburg en la que diez sistemas de semáforos transmitirán las fases de los semáforos próximos a través de WLANp (ITS-G5). Los futuros vehículos Car2X serán capaces de procesar esta información e informar al conductor, por ejemplo, cuando todos los semáforos sucesivos estén en verde. Así, evitarán frenar o acelerar de forma innecesaria. En un futuro, funciones de asistencia podrán hacerlo sin la intervención del conductor.

Para poner en práctica este proyecto, se están equipando dos cruces en Wolfsburg con una moderna tecnología de sensores para detectar peatones y ciclistas. “Los cruces equipados con la tecnología de sensores de radar pueden incrementar la precisión a la hora de detectar peatones y ciclistas. Así, se proporciona información que los vehículos no pueden detectar, especialmente en cruces complicados y puntos negros de accidentes”, explica Manfred Fuhg, director de Siemens Mobility Germany.

Para distribuir los datos objetivos de los sensores desde la infraestructura de tráfico hasta el vehículo, la tecnología WLANp para Car2X, que Volkswagen introducirá el año que viene, se suplementará con mensajes adicionales. La adición permite implementar funciones de seguridad cooperativa, las cuales intervienen en situaciones en las que el conductor o el vehículo no pueden reconocer a los usuarios cercanos de la vía con sus propios sentidos o sensores, o sólo pueden hacerlo en una fase muy tardía. Esto ofrecerá una mayor protección a peatones y ciclistas en particular, los cuales suelen estar involucrados en accidentes.

Desde la perspectiva actual, el uso de la infraestructura de transporte, especialmente en pueblos y ciudades, ofrece ventajas vitales con relación a otros enfoques de Car2X, tal como apunta Gunnar Koether, director de Seguridad del Vehículo en Volkswagen. "Al contrario que los datos de ubicación relativamente imprecisos de un smartphone, el uso de sensores análogos al vehículo ofrece datos altamente precisos para un área crítica. Esta es una condición esencial para evitar falsas alarmas. Además de los obstáculos técnicos, la privacidad es otro aspecto que podría echar para atrás a la gente a la hora de usar sus smartphones personales".