Tras la aparición en el 2007 del nuevo Mini, se abrió un nuevo mercado para los coches pequeños de cuidado diseño y acabados. En ese segmento de mercado han encontrado su hueco tanto el Fiat 500 como la nueva generación del Ford Ka, desarrollado conjuntamente con Fiat. Para esos modelos, ahora se presenta en la posventa el amortiguador Bilstein B6 y su homólogo deportivo el B8.

La tecnología, ya testada, de monotubo Bilstein de gas asegura un agarre perfecto y aumenta notablemente la estabilidad direccional de los vehículos de esta categoría.
Las características de estos amortiguadores mejoran significativamente la conducción de estos vehículos, proporcionando una excelente tracción y máxima seguridad que los hace muy confiables.
El amortiguador B8 acortado atiende específicamente a aquellos que quieren un mayor rendimiento deportivo. Esta versión destaca no sólo por su diseño, sino que se ajusta también a las características de los chasis.
Además de los amortiguadores de choque de alto rendimiento de Bilstein B6 y B8, el especialista en amortiguadores, sistemas de suspensión y resortes, ha desarrollado una versión de altas prestaciones para el Ford Ka y el Fiat 500: el B14, disponible también para las versiones del Ka vendidas en Estados Unidos.
Asimismo, las referencias para estos modelos de la serie Bilstein B4 ya están disponibles, mientras que las versiones deportivas B12 -que permitirán bajar la suspensión en 50 milímetros- estarán disponibles en primavera.