Brembo es la marca de productos de freno elegida para el nuevo Chevrolet Corvette 2014, que debutó a nivel mundial en el North American International Auto Show. Brembo suministrará las pinzas y los discos que la empresa ensamblará para realizar módulos completos en su planta de producción ampliada recientemente en Homer, Míchigan.

Elegir Brembo como proveedor de equipamiento original es una prueba más del crecimiento de la empresa en el mercado norteamericano, el segundo mercado más importante para la compañía italiana. Brembo ha demostrado que es capaz de suministrar sistemas de freno no sólo para superdeportivos -como el Corvette ZR1-, sino también para programas de mayor volumen, como la plataforma Corvette al completo.
El nuevo sistema de freno del Corvette fue diseñado por Brembo para garantizar distancias de frenada mínimas, mejorar la modulación, aumentar la duración y asegurar prestaciones equilibradas en frenada, eliminando el riesgo de fading en condiciones extremas.
Las pinzas de aluminio, compuestas por dos piezas de cuatro pistones, se diseñaron específicamente para reducir el peso y el coeficiente de rozamiento y ocupan uno de los primeros puestos del mercado por su resistencia. Además, no están sujetas a ningún tipo de potencial distorsión generada por cargas térmicas o pares elevados, ni siquiera en condiciones extremas. Las pinzas se someten a un tratamiento de anodizado que garantiza la máxima resistencia a la corrosión.
Brembo se siente orgulloso de suministrar no sólo los componentes del sistema de freno, sino el módulo Corvette completo (compuesto por pinza, disco, campana, soporte de la campana y cojinetes) que se ensambla en Estados Unidos, en la planta de producción de Brembo al oeste de Jackson, Michigan.