CRC Industries ha lanzado al mercado su Top Engine Cleaner, un limpiador de motor. "Los vehículos de hoy están diseñados para recircular el humo de escape lo que reduce las emisiones, pero también genera depósitos de carbono dañinos", señala Adam Selisker, vicepresidente de Tecnología de CRC. "Esos depósitos de carbono se acumular en los colectores de entrada y las válvulas de entradas, y en la sustancia resinosa que se acumula y en los residuos de pintura en el motor. Si no se trata, puede derivar en problemas de rendimiento como detonaciones o golpes de motor, mayor consumo de combustible, ralentí inestable y pérdida de potencia".

"Ahora más que nunca, con los elevados precios de la gasolina y los combustibles sucios que están circulando por nuestros motores, es importante hacer un mantenimiento adecuado de su vehículo y limpiar el motor entre las mantenciones regulares a fin de maximizar la eficiencia y la potencia. Usted no querrá esperar hasta que haya un problema o hasta que se sacrifique el rendimiento del vehículo y la economía del combustible", explican desde la compañía.
Utilizando el tubo de extensión adjunto, el Top Engine Cleaner de CRC se rocía directo en el cuerpo de la válvula reguladora mientras que el motor está en ralentí a unas 2.000 r.p.m. Una vez que se ha dispensado toda la lata, se debe apagar el motor y permitir que el químico se caliente-impregne por 15-20 minutos. Cuando se vuelva a encender el motor, el vehículo emitirá humo blanco a través del tubo de escape. Se debe conducir el vehículo hasta que este humo blanco desaparezca.