Para facilitar el trabajo diario de sus clientes en el taller, Wulf Gaertner Autoparts AG ha presentado un nuevo tornillo Meyle anticorrosivo y recubierto con varias capas para el portarruedas. La marca, que ofrece una garantía de cuatro años para todos los juegos de brazos oscilantes de su marca Meyle-HD ha lanzado este programa para ejes de brazos de suspensión VAG, pues el desgaste de los componentes principales también puede afectar a los elementos de unión. Por esta razón se recomienda cambiar los componentes por juegos o por pares.

En los modelos VW Passat, Skoda Superb, Audi A4, A6 y A8 a partir del año de fabricación de 1995 es frecuente que se originen problemas al desmontar los brazos de suspensión superiores, desmontaje que muchas veces sólo puede efectuarse con herramientas especiales. En algunos casos se producen incluso daños en el portaruedas. El motivo se debe, entre otros, a los diferentes materiales del portarruedas de aluminio y a su tornillo de acero. Entre ambos metales se produce una reacción química que provoca corrosión en contactos y ranuras, lo cual hace difícil aflojar el tornillo. Este problema desaparece con el nuevo tornillo Meyle, que se compone de una aleación de cinc-níquel, una pasivación de capa gruesa y un recubrimiento final negro de cataforesis.

En un test de rociado de sal de Wulf Gaertner Autoparts AG y 480 horas de duración, el tornillo con recubrimiento múltiple demostró su resistencia permanente contra la corrosión. Con ello puede desmontarse de forma considerablemente más sencilla que los tornillos convencionales sin recubrimiento o con recubrimiento de menor calidad. Con frecuencia no se requiere entonces ninguna herramienta especial.

El nuevo tornillo ya es un componente del material de montaje que se incluye completo en los juegos de brazos oscilantes Meyle-HD para brazos oscilantes múltiples de VW y Audi.