El sistema de estabilidad REAS, desarrollado por KYB para vehículos de gama media y altas prestaciones, estabiliza y controla los movimientos de la carrocería sin incorporar ningún elemento activo de control. Está compuesto por dos amortiguadores de tecnología monotubo y una unidad central que pone en comunicación hidráulica ambos amortiguadores. El equipo trabaja estabilizando el vehículo en curvas y evitando hundimientos en frenadas de emergencia y levantamientos en fuertes aceleraciones. Este equipo puede ser instalado solo en el eje trasero o en los dos ejes con posicionamiento en cruz.

La unidad central del sistema REAS trabaja en dos etapas:

  • Trabajo en fase: Cuando el vehículo circula en línea recta, los amortiguadores trabajan de forma normal, es decir, la unidad REAS que dispone de una cámara de gas con nitrógeno a presión, actúa como cámara de compensación para dar espacio al volumen de aceite que entra o sale de los amortiguadores. Esta cantidad de aceite corresponde al volumen de vástago que entra o sale del amortiguador como consecuencia de los movimientos de compresión y extensión. Como no existe paso de aceite entre amortiguadores en esta fase, tampoco se produce ningún paso por la propia unidad REAS, y como consecuencia, no resulta modificada la dureza en los amortiguadores.
  • Trabajo en antifase: Cuando el vehículo circula en curva o realiza acciones de frenada y aceleración, se producen movimientos de balanceo, hundimiento o levantamiento en la carrocería. En estos casos la unidad central del REAS pone en comunicación dos de los amortiguadores implicados en el movimiento: izquierdo y derecho o en los casos de colocación en ambos ejes en cruz, delantero izquierdo y trasero derecho o viceversa. En estos movimientos, sí hay paso de aceite entre amortiguadores y a través de la unidad central del REAS, la cual, modula este caudal de aceite. La restricción de paso de aceite que impone la unidad REAS, se transforma en un incremento de la dureza hidráulica de los amortiguadores que a su vez actúan incrementando el control de los movimientos del vehículo.

El resultado de la incorporación del sistema REAS es un vehículo con una estabilidad y seguridad excepcional en cualquier circunstancia de circulación.