Que los restaurantes envíen clientes a los talleres de lunas y viceversa es una filosofía de márketing basada en el trueque adoptada por talleres independientes de lunas en Estados Unidos, que han llegado a un acuerdo con una cadena de búsqueda de restaurantes.

El acuerdo consiste en ofrecer un cupón de 25 dólares al cliente que va a cambiar la luna. De esta manera se mandan clientes mutuamente, ya que los restaurantes ofrecen tarjetas a su vez para acudir al taller de lunas y recibir ese cupón.

La gran diferencia con los regalos que se ofrecen en España y que pueden convencer al cliente para romper la luna a cambio de un tintado de lunas o un gps es que este es un acuerdo global de miles de talleres y la filosofía es el intercambio de clientes, algo fundamental en época de crisis.

Vía | Infoluna