Cada año, KPMG realiza un completo informe sobre la situación del sector del automóvil a nivel mundial y su posible evolución. El último estudio habla de la progresión en los vehículos de gasolina y en los híbridos enchufables como el futuro hacia el que se encamina el sector de automoción. En él se señala que el 83% de los directivos de las empresas de automoción encuestados, las ventas gestionadas por internet van a crecer en los próximos años.

Otro de los aspectos destacados de este informe es que un 25% de los encuestados creen que la única salida a la crisis pasa por las fusiones, uniones temporales y alianzas entre grandes empresas del sector.
El informe de la consultora también explica que la electromovilidad es una apuesta demasiado arriesgada. Los elevados costes de su implantación, las escasas infraestructuras, los altos precios de los coches y, sobre todo, la escasa autonomía, provoca que los vehículos eléctricos no tengan el éxito esperado. Por ello, en los próximos años los fabricantes de automóviles van a apostar por evolucionar los motores de gasolina para conseguir el máximo de eficiencia con un coste razonable. Mientras, la alternativa se encaminará a los vehículos híbridos enchufables, que será objeto de inversión para el 24% de los fabricantes de equipos originales y proveedores encuestados.
Por otro lado, el descenso en las ventas y la producción siguen preocupando, especialmente en Europa occidental, donde un porcentaje significativo de los encuestados prevé una disminución de las mismas en España, Italia, Francia y Reino Unido. Para contrarrestar la caída de las ventas y la producción, los fabricantes están buscando métodos para gestionar la capacidad. El 25% considera que la solución pasa por las uniones temporales o las alianzas.