El mercado automovilístico alemán acumula tres meses consecutivos de bajadas así, en septiembre, las matriculaciones cayeron un 11%. De este modo, tras los descensos de julio y agosto, el 5 % en los dos casos, la tendencia ya es negativa en lo que va de año.


En los primeros nueve meses de este año, las ventas de coches en Alemania la caida acumulada es del 1,8% respecto del mismo periodo del 2.011. Alemania era el único de los grandes mercados automovilísticos europeos que conseguía mantener cifras de crecimiento en los seis primeros meses de 2012, en contraste con los retrocesos de Francia y Reino Unido, y las intensas bajadas en España e Italia.