Las matriculaciones de vehículos industriales mantienen, en Mayo, la tendencia de meses anteriores con una caída en el mes de Mayo con un 35,2%, lo que conlleva al su quinto mes de caída en lo que llevamos de año. Este mercado ya tiene un acumulado del 24,2% de descenso en el mismo periodo del año pasado. Mientras que las matriculaciones de vehículos comerciales ligeros volvieron a descender de nuevo, con una caída del 26,6% y algo más de 7.000 matriculaciones. En el plazo acumulado, el volumen de este tipo de vehículos alcanza las 35.000 unidades y una fuerte caída del 24,4%.

Todos los segmentos mantienen descensos y destacando el de vehículos pesados rígidos, en el periodo Enero ‐Mayo con un 49,6% de declive y 627 unidades. Los vehículos ligeros y medios siguen con un desplome del 39,7% y del 29,5% respectivamente y los tractocamiones siguen en decadencia con un 12,9%.

Otro de los segmentos que ha descendido en el mes de Mayo con un 17,0% es el de autobuses, autocares y microbuses con un total de 224 unidades, que hace un global junto a las matriculaciones vehículos industriales en el periodo de Enero ‐Mayo de 26,9% de caída y 6.011 unidades.

Las condiciones económicas del país hacen que el sector del vehículo industrial no pueda resurgir, por diferentes causas, como la falta de actividad industrial, el desempleo y la difícil accesibilidad a la financiación. Al igualque sucede con los turismos y los vehículos comerciales ligeros, el parque de camiones se está envejeciendo a ritmos muy rápidos, lo que provoca un aumento del riesgo en la seguridad vial.