El sector asegurador continúa reflejando en sus resultados el impacto de la crisis económica. Esta coyuntura afecta, como era de esperar, a los seguros del automóvil que, al estar ligados a la actividad económica, presentan un descenso del 5,41% comparando los nueve primeros meses de este ejercicio con los nueve primeros meses del 2.011.


De ese modo, según los datos de la patronal del seguro (UNESPA), se ha pasado de los 8.539 millones de euros en ese periodo del 2.011 a los en general decrecimientos a los 8.539 millones de euros entre enero y septiembre de 2.012.