La subida del IVA en tres puntos aumentaría el número de vehículos que entran a los desguaces y son dados de baja definitiva en la Dirección General de Tráfico (DGT) en los próximos cuatro años, además de elevar el precio de los recambios de segunda mano en un 3%, según previsiones de la Red Operativa de Desguaces Españoles (RO-DES).

Según estima la empresa, el aumento de la entrada de vehículos se cifraría en un 30% más en los próximos cuatro años con respecto al periodo actual, explicado principalmente por el envejecimiento del parque automovilístico, el incremento en el precio de las reparaciones en los talleres, de los recambios y el aumento del coste de la vida en general.

"Mucha gente no podrá asumir el mantenimiento o las reparaciones de sus vehículos con las nuevas reformas anunciadas por el Gobierno, por lo que muchos se verán obligados a entregar los coches a los desguaces y donde se darán de baja definitiva en la DGT", ha dicho al respecto Alfonso Santos, director general de RO-DES.

De acuerdo con Santos, se prevé que hasta 2015 ingresen todos aquellos vehículos adquiridos en los años de bonanza económica española, que en la actualidad tienen entre 8 y 10 años de antigüedad, y que conforman buena parte del envejecido parque móvil nacional.

Pese a esto, desde RO-DES aseguran que la caída de matriculaciones y el encarecimiento del precio de los vehículos producto del aumento del IVA afectarán muy negativamente la entrada de coches en los desguaces dentro de 6 años más, ya que el número de vehículos que ingresarán a las instalaciones para ser descontaminados y reciclados será casi el equivalente a los matriculados en este periodo.

En esta línea, el director comercial de RO-DES, Esteban Alabajos explica que las previsiones a largo plazo no son alentadoras para el sector del reciclaje de automóviles.

"Desde luego, los recortes afectan muy negativamente a la población en general. Concretamente en nuestro sector, esperamos que en un plazo no inferior a 7 u 8 años se perjudique seriamente la actividad de los desguaces, ya que no dispondremos de vehículos para descontaminar y reciclar debido a la caída de las ventas y matriculaciones en general", ha explicado al respecto.