El mes de noviembre ha traído de la mano una caída en las matriculaciones del 20,3% respecto al mismo mes de 2.011, según los datos facilitados por Anfac, Faconauto y Ganvam con una cifra total de 48.155 unidades durante el pasado mes de noviembre. En el acumulado del año, matriculaciones de enero a noviembre se han perdido un 12,6% en comparación con los mismos meses del 2.011, con una cifra total de 648.392 unidades.


Según dichas asociaciones el Plan PIVE ha amortiguado la caída de las ventas, ya que se esperaba para noviembre una mayor caída, al tiempo que las ventas de noviembre han significado un crecimiento del 7% respecto a las de octubre.
Desde su puesta en marcha el Plan PIVE acumula 40.000 reservas, que suponen más de la mitad de operaciones previstas para el desarrollo total del plan. Esto significa que, a ese ritmo, es probable que en enero estén cubiertos los 75 millones de euros signados al PIVE.
Juan Antonio Sánchez Torres, presidente de Ganvam, piensa que el PIVE puede conseguir que el 2.012 termine con cerca de las 700.000 matriculaciones, atemperando la desaparición de empresas y la pérdida de puestos de trabajo en la distribución, que se estimaban en 500 empresas y 3.000.
Jaume Roura, presidente de Faconauto, asegura que el Plan PIVE funciona y espera un buen mes de diciembre tanto por la estacionalidad de las ventas como por que se materialicen las operaciones del Plan PIVE, que ya que el plazo medio de entrega de los vehículos es de 45 días es momento de que las reservas se conviertan en ventas.
Por otro lado, David Barrientos, director de Comunicación de Anfac ha declarado que el Plan PIVE "en la última semana de noviembre, ha registrado más de 1.300 reservas diarias" y anticipó que en diciembre aumentarás la promociones que se ofertan a los posibles compradores.
Germán López Madrid, presidente de Aniacam, cree que el año cerrará con 680.000 turismos matriculados, cifras de hace treinta años, y que hacen inviable el negocio de un 30 % de la actual red de distribución de automóviles.