Por primera vez desde 2008, la suma de la facturación de las 5.000 mayores empresas españolas ha crecido con respecto al año anterior. Esta es la principal conclusión del análisis realizado por Iberinform, compañía de Crédito y Caución que ofrece soluciones de inteligencia de negocio para el área financiera y de marketing.

Sin embargo, del análisis de la evolución de las 5.000 mayores empresas de España se observa que un 19,6% presentó un resultado neto negativo en el último ejercicio. Este porcentaje es considerablemente menor que el del total del tejido empresarial, donde un 24,4% de las empresas de nuestro país presenta un resultado neto negativo.
Yon Munilla, director general de Iberinform, confirma que "la crisis no ha afectado sólo a las pymes. En el estudio hemos identificado a 164 empresas que estaban en el ránking del año pasado y se han extinguido, disuelto o están ahora en situación concursal".
El sector de la construcción, en línea con su coyuntura actual, tiene, año a año, menor peso entre las grandes empresas españolas. Así, ha pasado de representar un 12% del total de ventas del ranking en 2011 a un 9,7% en 2012. Los sectores que mejor han sorteado la crisis en el ranking 5.000 de 2012 son industria, que pasa del 31% en el 2011 al 34% en 2012 y Energía, del 3,1% al 3,8%. El resto de sectores de actividad se mantiene en niveles similares al año pasado.
El ranking de las mayores empresas en cada Comunidad Autónoma no presenta grandes diferencias a 2011. Madrid y Cataluña aumentan sensiblemente la concentración de las mayores empresas españolas, de forma que entre ambas acumulan el 55% de las empresas y el 67% del total de las ventas de las mayores empresas.