Las ventas de turismos y todoterrenos de ocasión cerrarán el año con una caída del 6%, hasta situarse en poco más de 1.630.000 unidades, lo que supone una relación VO/VN de 2,3 usados por cada uno nuevo, según las estimaciones de la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor (Ganvam), que representa a 4.600 concesionarios/servicios oficiales y 3.000 compraventas.

De esta forma, los vendedores mejoran su previsión de cierre de ejercicio gracias al impulso del Plan PIVE sobre el mercado de seminuevos. Así, las ventas profesionales de usados de un año -beneficiarios también de las ayudas de 2.000 euros- acumulan un crecimiento del 7% hasta noviembre.
El mercado profesional se polariza así entre los seminuevos, que irrumpen con fuerza en la recta final del año, y los vehículos de más de diez años que aumentaron sus ventas un 6,7% hasta noviembre. El factor precio sigue siendo decisivo para la compra de un VO pero comienza a percibirse un tímido acercamiento al mercado profesional donde el comprador además de precio, busca contrato y garantía.
Así, las operaciones entre particulares, que representan el 58,6% del mercado, cayeron un 4,9% en el acumulado del año con descensos en todos los tramos de edad, excepto en los vehículos mileuristas que aumentaron casi un 1%. Los vehículos de más de diez años -convertidos en protagonistas forzados del VO por la crisis- representan ya el 65% de las operaciones que se realizan de particular a particular.
El mercado profesional, por su parte, integrado por concesionarios, compraventas y alquiladoras, sigue padeciendo la competencia desleal de aquellos particulares que, haciéndose pasar por profesionales, practican la venta ilegal en la calle. El contexto económico y esta mala práctica explica que las ventas profesionales cayeran un 5% en el acumulado del año, especialmente en las edades de entre tres y cinco años que retrocedieron más de un 26%.
Según el presidente de Ganvam, Juan Antonio Sánchez Torres, "no me cansaré de insistir en que un VO es una buena compra siempre y cuando el vehículo cuente con la necesaria garantía europea y un buen historial de revisiones y mantenimientos a sus espaldas; no podemos comprar a ciegas, en la calle, a un desconocido, sin saber lo que compramos, habiendo profesionales dispuestos a darlo todo en la venta".