A pesar de la tremenda bajada del presupuesto que una familia destina a la compra de su coche, la Encuesta de Presupuestos Familiares, publicada este lunes por el Instituto Nacional de Estadística (INE), indica que el gasto en el uso del vehículo ha aumentado en los últimos años.


Los datos del INE situaban en el 2006 el gasto medio por familia derivado de la utilización del vehículo ascendía a 2.261 euros, mientras que al cierre del 2.011 suponía 2.265 euros, un levísimo aumento del 0,2%, pero aumento al fin.
El dato cobra más relevancia si lo confrontamos con el gasto destinado a la adquisición de automóviles que ha sufrido un descenso del 51,9% en los últimos cinco años. El importe ha bajado desde los 1.868 euros al año hasta los 899 euros del 2.011.