Audi firmó, el pasado 10 de julio en Berlín, un memorándum de acuerdo para una cooperación estratégica con la compañía china de telecomunicaciones Huawei. El acuerdo forma parte de la amplia asociación entre empresas de los dos países iniciada por el primer ministro chino, Li Kegiang, y la canciller alemana, Ángela Merkel.

“Estamos intensificando nuestro acuerdo de investigación con Huawei en el área de Vehículos Inteligentes Conectados. Nuestro objetivo es mejorar la seguridad y optimizar los flujos de tráfico para crear ciudades inteligentes. Inicialmente, los conceptos a desarrollar irán centrados al mercado chino”, explica Saad Metz, vicepresidente ejecutivo de Audi China.

La cooperación entre Audi y Huawei también está destinada a facilitar el continuo avance de la conducción automatizada, así como la digitalización de los servicios en torno al automóvil. Con este fin, las dos compañías acordaron desarrollar adicionalmente de forma conjunta programas de capacitación, para reforzar los conocimientos de los expertos en tecnología en ambas áreas.

“Entramos en una nueva era, la de los Vehículos Inteligentes Conectados, que conllevará la aparición de nuevas sinergias entre las tecnologías de la información y las comunicaciones y la industria automotriz. Con una mayor innovación en conectividad móvil, Huawei se compromete a transformar la experiencia de conducción”, declara Veni Shone, presidente de LTE Solution, Huawei.

Trabajando en colaboración con Huawei y con las autoridades chinas, en 2017 Audi se convirtió en el primer fabricante de automóviles en participar en el despliegue de la tecnología “LTE-V” por primera vez en las vías públicas, en la mega ciudad de Wuxi, al este de China. “LTE-V” es un estándar de comunicación móvil diseñado especialmente para automóviles conectados. Los conductores reciben información del tráfico en tiempo real a través de sistemas de conexión con los semáforos y de la monitorización por vídeo en las intersecciones.