La alcaldesa de Madrid, Ana Botella, acompañada por el consejero de Economía y Hacienda de la Comunidad de Madrid, Percival Manglano y el presidente del Grupo Bosch para España y Portugal, Frank Seidel, ha inaugurado hoy, en la sede central de Bosch en Madrid, una instalación de recarga para automóviles eléctricos, scooters y e-bikes que incluye una "fotolinera".


En el mismo acto, se inauguró también una planta fotovoltaica de 331 kWp que ocupa una superficie de 3000 m2 y produce 430 000 kWh, equivalente al consumo energético medio anual de más de 140 viviendas unifamiliares de 4personas. Con estas soluciones, Bosch demuestra su compromiso empresarial con la sociedad por la protección del medio ambiente mediante la utilización de energías limpias en sus instalaciones.
Dentro del área de actividad Técnica de Automoción, la más importante para el Grupo Bosch, la energía solar fotovoltaica presenta también grandes oportunidades de crecimiento, ya que permite utilizar estaenergía limpia para la recarga de las baterías de los vehículos eléctricos. Esto le otorga a Bosch la gran ventaja de ofrecer a los fabricantes de automóviles una solución completa: desde los componentes, la batería y la alimentación, hasta la gestión de la recarga.
La instalación que acaba de ser inaugurada cuenta con tres puntos de recarga para soluciones de movilidad eléctrica conectados a una plataforma de gestión de electro-movilidad, entre los cuales se encuentra una "fotolinera" que utiliza la energía proveniente directamente de las placas solares y que, al carecer de emisiones contaminantes tanto en la producción de electricidad como durante el funcionamiento del vehículo, garantiza las "cero" emisiones reales.
Bosch apuesta claramente por la electrificación del vehículo en todas sus variantes, desde el micro-híbrido hasta el vehículo eléctrico puro, pasando por diferentes grados de hibridación y autonomíaextendida. Por ello, está invirtiendo en el desarrollo y fabricación de todos los componentes: motores, electrónica y baterías, contando ya con numerosos vehículos en serie a los que se unirán nuevos modelos próximamente.
Uno de los primeros vehículos eléctricos que utilizará esta instalación de energía solar es un Smart de tercera generación, que monta un nuevo motor eléctrico surgido de la empresa conjunta creada el pasado año entre Daimler y Bosch.