En un cierto número de modelos de 2018 del Opel Grandland X puede ocurrir que la tornillería del chasis no esté de acuerdo con las especificaciones. En el peor de los casos puede dar lugar a una pérdida de control del vehículo, informa una Red de Alerta (Nº: CCAA-251/2018) de la Agencia Aecosan.

La empresa Opel España ha comunicado a las autoridades de Consumo del Gobierno de Aragón el problema del vehículo y las medidas que voluntariamente ha adoptado, consistentes en contactar con los propietarios de los vehículos afectados para proceder a reapretar la tornillería o sustituirla en caso necesario.