Los Volkswagen Polo Up, fabricados en 2016 y 2017, pueden llevar, entre las herramientas de a bordo, una argolla de remolcado que no ha sido soldada correctamente. Como consecuencia de ello, el vehículo remolcado pierde la propulsión, según recoge la Agencia Aecosan en una nueva Red de Alerta (Nº: CCAA-300/2018).

En consecuencia, Volkswagen-Audi España ha comunicado a las autoridades de Consumo de la Generalitat de Cataluña el problema del vehículo y las medidas que voluntariamente ha adoptado, consistentes en contactar con los propietarios de los vehículos afectados, para sustituir la argolla de remolcado incluida en las herramientas de a bordo.