Los modelos de los años 2017-2018 de los Tiguan Allspace de Volkswagen, fabricados entre el 1 de julio y el 4 de septiembre de 2017 podrían tener un recubrimiento incorrecto en el reflector de la luz de marcha atrás en los grupos ópticos traseros interiores.

Como consecuencia, las luces de marcha atrás no alcanzan la luminosidad requerida y, por consiguiente, no cumplen con la normativa legal, según recoge la Red de Alerta Nº: CCAA-132/2018 de la Agencia Aecosan.

Tal y como ha anunciado a la autoridad de Consumo de la Generalitat de Cataluña, la empresa Volkswagen-Audi España tiene previsto contactar con los propietarios de los vehículos afectados para sustituir los dos grupos ópticos traseros interiores por otros con un diseño optimizado.