El Grupo Volkswagen, Mobileye (compañía de Intel) y Champion Motors han anunciado sus planes para desarrollar el primer servicio de transporte bajo demanda o “Movilidad como Servicio”, que arrancará el próximo año. Para ello, los socios del proyecto están planeando establecer una 'joint venture', cooperación sujeta a la aprobación por parte de las autoridades y organismos responsables. Operando bajo el nombre “Nueva Movilidad en Israel”, la propuesta del grupo ha sido aceptada por el gobierno israelí, durante una ceremonia privada en el Smart Mobility Summit 2018 de Tel Aviv.

El Grupo Volkswagen facilitará los vehículos eléctricos (VE) y aportará su conocimiento y competencia sobre el diseño y desarrollo de servicios de movilidad centrados en el usuario. Mobileye proporcionará su paquete AV de nivel 4: una solución llave en mano de conducción autónoma que incluye hardware, políticas de conducción, software de seguridad y datos de mapas, mientras que Champion Motors gestionará las operaciones de la flota y el centro de control. Juntas, las tres compañías aportarán la plataforma de movilidad y servicios, el contenido y otras herramientas de "Movilidad como Servicio".

El Gobierno de Israel se ha comprometido a dar apoyo al proyecto en tres áreas principales: facilitando el soporte legal y regulatorio, compartiendo la infraestructura y tráfico de datos requeridos, y dando acceso a la infraestructura cuando sea necesario. Mientras que "Nueva Movilidad en Israel" será el primer modelo de servicio comercial de "Movilidad como servicio" con vehículos autónomos, todas las facilitaciones y regulaciones se aplicarán a todas las otras 'ventures' que deseen operar una "Movilidad como servicio" en Israel.

Volkswagen, Mobileye y Champion Motors usarán "Nueva Movilidad en Israel" como proyecto beta a nivel global para probar e introducir el modelo de "Movilidad como Servicio" usando vehículos eléctricos autónomos. El proyecto empezará a principios de 2019 y alcanzará la comercialización en 2022. "Nueva Movilidad en Israel" se desplegará en fases y crecerá de docenas a cientos de vehículos eléctricos autónomos.