Con la llegada del buen tiempo se incrementa el número de desplazamientos en coche, tanto en carretera como en ciudad. AMDA, la Asociación Madrileña de Distribuidores de Automóviles, recomienda diez gadgets y dispositivos de gran utilidad para llevar en el coche.

1. Navegador. Es un dispositivo ‘casi' imprescindible para cualquier conductor. No sólo ayuda a llegar a destino por el camino más corto o más rápido, también avisa de los radares fijos o indica los límites de velocidad. La mayoría de los coches nuevos que se venden en el mercado ofrecen el navegador integrado y muchos de ellos ya son compatibles con el contenido del smartphone, a través de aplicaciones creadas para “parear” el móvil y el coche.

2. Avisadores de radar en tiempo real. Funcionan a través de comunidades de usuarios y que, por tanto, son totalmente legales. Son los propios conductores los que avisan al resto de la presencia de un radar fijo o móvil. En España no son tan utilizados como en otros países, pero cada vez más conductores españoles se unen a comunidades como la de iCoyote. También existen aplicaciones que son compatibles con nuestro Smartphone.

3. Medidor de presión de los neumáticos e inflador. Para medir la presión correctamente hay que hacerlo con los neumáticos en frío. Otra opción es adquirir un inflador de neumáticos, que no sólo mide la presión, sino también los infla si es necesario.

4. Soporte para el teléfono móvil. Permitirá utilizar el teléfono móvil como navegador. Los hay de muchos tipos. Los mejores son los que se rotan 180 grados para acertar con la posición más cómoda, tanto en vertical como en horizontal. AMDA recomienda elegir un anclaje versátil tanto para fijarlo en el parabrisas, como en el salpicadero o en los conductos de ventilación.

5. Cargador para Smartphone. AMDA aconseja llevar un cargador para móviles con conexión a la toma del encendedor del coche, especialmente durante los viajes de largo recorrido, para garantizar la conectividad y el poder realizar llamadas en caso de emergencia. El cargador también es de gran ayuda para que los pasajeros puedan disfrutar de sus dispositivos móviles.

6. Alcoholímetro de bolsillo. Este sencillo dispositivo permite realizar la prueba del nivel de alcohol que hay en aire espirado siempre que se considere necesario. Muy recomendable para conducir con seguridad. AMDA recuerda que las multas por conducir bajo los efectos del alcohol empiezan en los 500 euros y pueden suponer hasta seis puntos en el carné y penas de prisión.

7. Ambientador eléctrico. Para evitar los olores dentro del habitáculo o para vehículos con conductores fumadores resulta interesante disponer de un ambientador. Los hay manuales de toda la vida o incluso eléctricos, que se pueden programar para que funcionen de forma automática.

8. Extintor portátil. Nunca está de más llevar en el coche un extintor portátil, incluso es muy aconsejable. Será de gran ayuda para apagar un fuego pequeño y evitar males mayores. El contenido de estos extintores para el coche suele durar poco tiempo porque son pequeños. El mejor sitio donde llevarlo es debajo del asiento del conductor firmemente sujeto, para que no se desplace debajo de los pedales y para poderlo coger rápidamente.

9. Martillo de seguridad rompecristales. Un objeto que ocupa poco y puede ser muy práctico en una situación de emergencia es el martillo de seguridad especial para romper las lunas del vehículo. En la actualidad, los coches nuevos incorporan vidrio laminado para que al romperse no se haga añicos y pueda herir a los ocupantes.

10. Percha para el coche. Se instala detrás del reposacabezas y es especialmente práctica para conductores o pasajeros que suelen utilizar frecuentemente chaquetas de vestir. La percha evita que ésta se arrugue dejándola sobre el asiento trasero.