Barcelona tendrá un museo de coches clásicos y miniaturas en abril de 2015

Barcelona tendrá un museo de coches clásicos y miniaturas en abril de 2015

La ciudad de Barcelona contará a partir de abril del próximo año con un nuevo museo temático, que se suma su la gran oferta de colecciones y muestras. El museo reunirá a miles de miniaturas de coches a todas las escalas, así como vehículos clásicos y elementos históricos originales vinculados, que ofrecerán al mundo, desde la capital catalana, una muestra de la historia del automóvil del pasado siglo. 

 

Ubicado en pleno Eixample barcelonés, se trata de una iniciativa de Marcello Cioli, un historiador italiano que a lo largo de los años ha reunido miles de pequeños coches. El museo responde al nombre de “ECCLYM”, acrónimo de “Exposición de Coches Clásicos y Miniaturas”, que se traslada a la Ciudad Condal procedente de Treviso.

Las obras para acondicionar esta instalación empiezan este mes y durarán cerca de medio año. La sede del mismo es un antiguo parking de los años 50, ya en desuso, que el promotor recuperará respetando su estructura y aspecto original, llenando sus antiguas paredes de un contenido vintage nada reñido con la actualidad, dado que para disfrute e información del espectador, las nuevas tecnologías lo convertirán en una instalación modélica y muy moderna.

El museo dispondrá de dos partes diferenciadas, una de estática y otra de dinámica que se renovará cada medio año aproximadamente. En la primera, vitrinas repletas de miniaturas de gran valor, espacios simulando antiguos escenarios siempre relacionados con el mundo del automóvil, y todo tipo de elementos, carteles y documentaciones de los años 50, 60 y 70, incluidos juguetes, conformarán una completa muestra con piezas procedentes de América, Europa y Asia, distribuidas por temas y ambientes. La segunda sección se dedicará siempre a un argumento monotemático concreto.

Todos los detalles del museo estarán muy cuidados y serán coherentes con el arte de coleccionar, incluida la propia entrada, que variará periódicamente de formato y color para motivar su colección. Los precios serán populares y los visitantes podrán adquirir miniaturas exclusivas y elementos de decoración similares a los que exhibe la exposición.

Cioli ha escogido Barcelona por su potencial turístico, y por el respeto y entusiasmo que la ciudad y, por extensión Cataluña, ha demostrado siempre por el mundo de la automoción.

Deja un comentario