Un grupo de investigación de la Universidad de Córdoba ha propuesto emplear huesos de aceituna para la fabricación de las baterías de litio que se emplean en la actualidad, con usos que abarcan desde los teléfonos móviles a algunos coches eléctricos, según publica El Diario de Jaén en su edición online.

 

El catedrático Julián Morales y los profesores Álvaro Caballero y Lourdes Hernán parten de la hipótesis de que las batería de litio se hacen con carbones comerciales, que proceden del petróleo o el grafito. Se han propuesto sustituirlos por huesos de aceitunas.